Aumentar los senos con el Bhujangasana_Yoga-Asana

Yoga para aumentar el tamaño de los senos naturalmente

Yoga que puede aumentar los senos naturalmente

El Yoga mejora la flexibilidad del cuerpo, la agilidad y la forma, además de mantener la postura del cuerpo. Algunos yogasanas ayudan a dar firmeza a los senos caídos. La flacidez del seno ocurre después del parto y la lactancia materna o la pérdida repentina de peso. Practica las asanas mencionadas abajo de este articulo de 2 o 3 veces cada uno en un día para aumentar los senos.

 

Bhujangasana (pose de la cobra):

Para realizar esta asana, primero se tiene que acostar boca abajo. Coloca tu palma en el suelo cerca del Aumentar los senos con el Bhujangasana_Yoga-Asanapecho. Levanta sólo la parte superior del cuerpo hasta el abdomen y levanta la vista. Tienes que permanecer allí durante unos segundos y luego deja caer la cabeza en el suelo en posición de descanso.

 

 

 

 

Gowmukhasana (pose de la vaca):

Esta postura funciona en la parte superior del cuerpo. Para realizar esta asana, siéntate en pose de loto. Levantar la pierna derecha y colocarla en la pierna izquierda. Mantén la rodilla derecha sobre la rodilla izquierda. Levanta tu brazo izquierdo paralelo al oído izquierdo y dobla hacia atrás hacia el omóplato. Doblar el brazo derecho desde abajo y llevarlo hacia el hombro izquierdo. Trata de entrelazar las palmas de ambas manos. Repite la pose de manera similar en el lado opuesto.

 

Ushtrasana (pose del camello):

Siéntate en vajrasana. Levanta tu cuerpo para equilibrar el peso sobre las rodillas. Dobla hacia atrás. Trata de sostener el tobillo derecho con la mano derecha y el tobillo izquierdo con la mano izquierda. Levanta la nalga hasta hacer un arco y bajar la cabeza hacia abajo y hacia atrás. Permanece en esta postura durante unos segundos y repite de nuevo por 1 o 2 veces.

Vrikshasana (pose del árbol):

Párate derecho en el suelo. Levanta tu pierna izquierda y colócala en el muslo derecho. Inhala y pon una de las manos por encima de la cabeza. Permanece allí durante unos segundos y luego suelta la pose. Repita de la misma manera en el lado opuesto.

Dwikonasana:

Párate derecha con los pies separados. Bloquea las manos detrás de la espalda. Dobla lentamente hacia adelante y levanta los brazos bloqueados simultáneamente hacia el cielo. No dobles la rodilla. Permanece en esta postura durante 20 a 30 segundos y luego suelta la postura.